Ser Familia Anfitriona

Ser Familia Anfitriona
Una oportunidad para hacer del mundo tu casa

Siendo familia anfitriona podrás cambiarle la vida a un joven de cualquier lugar del mundo simplemente con mostrarle tu vida cotidiana. Podés ser un embajador de nuestra cultura, así como aprender sobre otras sin salir de tu casa.

El principal requisito para ser familia anfitriona es querer recibir al estudiante e integrarlo como un miembro más de la familia. Es decir, abrirle su casa, compartir su historia, sus tradiciones y costumbres.

Lo que las caracteriza a nuestras familias anfitrionas es su solidaridad, su gran corazón y calidez.

 El mundo necesita de un entendimiento entre personas de diferentes orígenes y culturas. Cuando te convertís en familia anfitriona contribuís a un cambio global positivo

Patricia Cutinella

"Mi experiencia como familia anfitriona fue muy buena. Yo creo que tengo un hijo en Alemania para toda la vida."

Compartir